La llegada de un año nuevo significa para muchas personas la oportunidad de trazarse nuevas metas y comenzar a trabajar por ellas. Si ese es tu caso, es posible que cuando empiezan a sentirse los aires navideños en los últimos meses del año, comiences a repasar en tu mente lo que has logrado en los últimos 12 meses, lo que aún te falta y lo que te gustaría mejorar. 

Aunque en algunas partes del mundo puede variar la fecha, Puerto Rico y la mayoría de los países celebran la llegada del nuevo año el 1 de enero, según el calendario gregoriano, implementado en 1582 por el papa Gregorio XIII. Cuando el reloj marca las 12 de la madrugada del primer día del año, entre los abrazos, las felicitaciones y los besos sonaos, se asoman las ilusiones, las esperanzas y las metas que se convierten en resoluciones. Prestarle más importancia a tu salud, darte el viajecito de tus sueños, comprar la casita anhelada y otros deseos alcanzables en los próximos meses pueden ser parte de tu lista de resoluciones, pero si posees una empresa o un negocito, aunque sea pequeño, las resoluciones van más allá. Expandir los servicios, adiestrar al personal, contratar nuevos recursos, buscar una nueva sede… la lista puede ser interminable.

¿Qué resoluciones hacer para mi negocio? ¿Las podré cumplir? ¿Debo hacer resoluciones?

Puede que tengas muchas preguntas y muchos planes y no sepas si valga la pena trazarte metas para cumplirlas todas en un año. Quizás, en años anteriores no te ha ido muy bien con esto de las resoluciones, así que, para ayudarte, en BE COMM nos dimos la tarea de buscar consejitos y estrategias para que tus resoluciones no sean “de la boca pa’ afuera” y se conviertan en realidad. Hemos recopilado una lista de recomendaciones que nos parecen muy útiles y que compartimos a continuación.

  • Haz una lista pequeña

Hay un refrán popular que dice que “quien mucho abarca, poco aprieta”; o sea, que, si te tiras a hacer todo a la vez, puede que no logres nada. Puede que tengas en tu mente muchísimas metas y eso es bueno, pero si las intentas todas juntas, se te hará muy difícil cumplirlas. Recorta esa lista. Nuestra recomendación es hasta cinco resoluciones. Si al acabar el año, lograste tres, ya ganaste.

  • Pon tus metas en orden de prioridad

¿No sabes cómo recortar esa lista a solo cinco? Prioriza. Comienza con lo básico: las necesidades del negocio. Si tienes deudas pendientes que aún no has saldado, si se te hace difícil pagar la renta del local donde está el negocio, si ya los empleados que tienes no son suficientes, las primeras resoluciones en tu lista deben ser resolver estas situaciones. Luego, sigue con eso que quieres lograr, pero sin despegar los pies de la tierra.

  • Escoge metas realistas y alcanzables

Sabemos que quieres expandir tu negocio al mundo entero y tener sede en las islas Fiji. Vamos a ti y queremos que lo logres, pero si apenas tienes un kiosquito y estás comenzando tu vida empresarial, quizás la resolución debe ser abrir nuevos kioscos en varios puntos de la isla. Ya el próximo año, te lanzas a por más.

  • Traza metas que ayuden a tu negocio a crecer

Estas metas a veces son sencillas y por eso las dejamos atrás. Para soñar en grande, tienes que primero cumplir con lo pequeño. Hazle caso a los detalles que impulsarán a tu negocio: actualizar la página web, reparar equipo dañado, invertir en uniforme para tus empleados, actualizar protocolos internos de la empresa o contratar a una agencia de comunicaciones integradas son resoluciones que te ayudarán a crecer.

  • Dale cariño a tus empleados

Tu negocio no se mueve sin esa gente a quienes les pagas por trabajar. Cuando tengas buenos empleados, haz lo posible para retenerles y mantenerles a gusto dentro de tu empresa. Considera incluir dentro de tu lista de resoluciones el mejoramiento de condiciones de trabajo o añadir beneficios a tus empleados. Si a veces no puedes controlar tu temperamento, proponte como meta mejorar tu trato hacia los empleados y aprender a ponerte en sus zapatos. Comprobado está que los empleados contentos producen más y ayudan a tu negocio favorablemente.

  • Crea un equipo que te ayude a cumplir las metas

Nos estás haciendo resoluciones para dejarlas abandonadas, sino para cumplirlas y, aunque es probable que puedas trabajar algunas por tu cuenta, la realidad es que necesitarás ayuda para lograrlas todas. Junta a tu equipo de trabajo en la empresa, comparte las metas para este nuevo año, asigna tareas y establece fechas límites. Reúne a tu equipo con frecuencia, dales seguimiento y provee las herramientas para que puedan remar en la misma dirección.

  • Comienza a trabajar en tus resoluciones ahora mismo

Si no has comenzado a trabajar con tus metas, ya estás tarde. Tan pronto termines de leer este blog, imprímelo, ponlo en un lugar visible y comienza a cultivar tus resoluciones. Puede que logres mucho más de lo que te propongas.